Plus 40
Conecta

Café sí, por favor

Una de las preguntas más recurrentes de mis clientes, en los primeros pasos de mi trabajo con ellos, es sobre cuánto café deberían tomar y si es algo que no deberían incluir en su dieta.

Esta preocupación al respecto, viene dada por muchos años de “mala prensa” que esta sustancia ha tenido que soportar.

Como ha pasado a lo largo de la historia más reciente de la sociedad occidental, existe una tendencia a “demonizar” ciertos alimentos, sin una base científica que lo sustente.

Este es el caso de la cafeína, principal sustancia del café, la cual ha sido denostada atribuyéndole perjuicios para la salud, que nada tienen que ver con la realidad.

Claro está, hablamos siempre de dosis adecuadas y equilibradas.

Tenemos mucha tendencia a irnos a los extremos con todo lo que nos rodea y es habitual observar como existen personas que consumen tazas y tazas de café, como si se tratara de agua mineral. En este caso, el análisis de la repercusión del café en la salud de esa persona, no depende tanto de las propiedades de esta sustancia, si no, del exceso de consumo.

Casos similares me toca tratar con mis clientes, cuando hablamos del aceite de oliva, de la sal, del vino y la cerveza, y hasta incluso del exceso consumo de agua.

La clave para obtener beneficios, al respecto de esas sustancias, es el equilibrio en la dosis.

En el caso concreto del café, me gustaría ilustrar parte de mis criterios sobre el café, compartiendo contigo un artículo sobre los beneficios analizados recientemente, los cuales comparto en mi experiencia propia y con mis clientes.

En este artículo, de forma sencilla, quedan anotadas las virtudes del café.

“La cafeína no es una mala palabra”, remarcó, una y otra vez, la licenciada en nutrición Andrea Rochaix. “Es una sustancia natural, un pesticida que defiende a la planta de las bacterias. Se metaboliza casi completamente en el cuerpo y se elimina por la orina”, detalló. Aunque es el componente más importante, no es el único: el café tiene más de 1.000 sustancias, entre vitaminas, minerales y otras. “Hoy podemos afirmar que no tiene riesgos para la salud. Hay mucha investigación científica que dice lo contrario y que, además, asegura que aporta beneficios”, contó la nutricionista y se dedicó a explicar los más importantes:

1) Ayuda a prevenir accidentes de tránsito
La somnolencia está detrás del 15 al 30% de los accidentes de tránsito y sus efectos son tan peligrosos como los del alcohol. Diversos estudios indican que el consumo de café en conductores reduce la sensación de cansancio y disminuye el tiempo de reacción. Además, mejora la atención visual, la concentración en la ruta y la capacidad de tomar decisiones.

2) Combate la celulitis
Se está usando en cremas anticelulitis. La cafeína reactiva la circulación, ayuda a erradicar el líquido seroso que se instala en las cavidades y tejidos musculares e incrementa los niveles de moléculas que queman las grasas.

3) Es protector
El café es considerado un alimento funcional por su efecto prebiótico. Esto significa que alimenta la flora bacteriana que nos protege de la aparición de enfermedades.

4) ¡Te despierta!
El café por la mañana sirve para disminuir la somnolencia y aumentar la capacidad de alerta. El contenido natural de la cafeína –la cual es un estimulante del sistema nervioso central- produce efectos beneficiosos sobre la capacidad de atención y la memoria.

5) Es rico en antioxidantes
El café se encuentra en el 6° lugar entre los 50 alimentos y bebidas que son fuente de antioxidantes. Pero, ¿qué son? Son compuestos que protegen al organismo del daño oxidativo que causan las moléculas llamadas radicales libres, que producen la degeneración en las células. Esto es importante para evitar el desarrollo de enfermedades degenerativas.

6) Es un exfoliante de la piel
Hay jabones a base de café. Su textura lo hace efectivo para suavizar las zonas ásperas de la piel y, por su poder desintoxicante, ayuda a tonificarla y darle más firmeza.

7) Es digestivo
El café estimula la secreción gástrica, activa la producción de la bilis y la contracción de la vesícula biliar. Por lo tanto, tomado después de las comidas, facilita la digestión.
8) Disimula las ojeras
El café es un componente de cremas para combatir las ojeras. La cafeína, como activador de la circulación sanguínea, descongestiona las zonas alrededor de los ojos hinchadas por la mala alimentación o el cansancio.

9) Mantiene la función cognitiva en la tercera edad
Numerosas evidencias científicas demuestran que el deterioro cognitivo se reduce a la mitad en las personas que tenían la costumbre de tomar regularmente tres tazas de café al día.

10) Mejora el rendimiento deportivo
Esta bebida aumenta la capacidad de desempeñar un trabajo muscular, especialmente para rendimientos de larga duración, y favorece una mayor contracción de los músculos esqueléticos. Además, eleva la predisposición o ganas a la hora de iniciar la actividad física.

Para acabar, me gustaría recomendarte una dosis máxima de tres cafés al día y el utilizar un poco de canela, con el fin de minimizar el impacto sobre el índice glucémico en tu cuerpo, si eres susceptible a ello.

Pedro Andreu.

Autores de plus40

Pedro Andreu y Francisco Lorenzo

Tus comentarios: