Plus 40
Conecta

¿Cometiste el error de asumir la fábula de la liebre y la tortuga?

Todos los días en África una gacela se despierta. La gacela debe correr más rápida que la gacela más lenta, o será comida por el feroz león. Todos los días en África se despierta un león. El león debe correr más rápido que la gacela más lenta, o morirá de hambre. La moraleja de la historia: Cuando te despiertes cada mañana, asegúrate de que corres. Anónimo.

Grant Cardone es autor de otro gran libro, según mi opinión: La regla 10X (la versión española se presenta con el título «La regla de oro de los negocios», como casi siempre pésima traducción y orientación del título)

En este libro nos cuenta que la historia que siempre hemos escuchado sobre la tortuga y la liebre es errónea.

En el cuento clásico tenemos por una parte a la tortuga que se mueve lenta y persistentemente consiguiendo llegar a la meta antes que la libere, que se precipita en la salida pero luego se apaga y termina perdiendo.

Cito la parte del libro:

«Todos hemos oído la fábula de la tortuga y la liebre. La lección implícita, por supuesto, es que la tortuga gana porque sigue adelante y se toma su tiempo, mientras que la liebre se apresura, se cansa y pierde su oportunidad de ganar.

Se supone que debemos derivar el significado de que debemos ser individuos- tortuga, acercándonos a nuestros objetivos de manera constante y lenta»

La pregunta que plantea Grant es:

¿Qué pasaría si combináramos las dos cualidades en un nuevo animal?

Este nuevo animal, con la velocidad de la liebre y la persistencia de la tortuga, superaría a ambos.

En el libro apunta que se «fumaría» a ambos.

» Si hubiera un tercer jugador en la fábula que tuviera la velocidad de la liebre y la firmeza de la tortuga, se fumaría a ambos y no tendría competencia.».

Y por lo tanto el nuevo animal debería llamarse Smokey.

Un nuevo animal con la velocidad de la liebre y la persistencia de la tortuga

Smokey sabe cómo permanecer en el juego a largo plazo. Sabe cómo modular su energía de forma que no se queme ni se perjudique a sí mismo.

La pregunta clave es:

¿Tienes las cualidades de Smokey?

¿Eres más como la tortuga o como la liebre?

Descubre tus fortalezas y cualidades para descubrir cómo incrementar tu manera de actuar un poco más cada día en ambos aspectos.

La sugerencia  que plantea aquí es acercarse a tus metas como la tortuga y la liebre-atacándolas sin piedad desde el principio y también permanecer con ellas a lo largo de la carrera .

Mi lección personal ha sido constatar una vez más que hay que ser flexible y estar atento a todas las posibles enseñanzas, pero además pensar, experimentar y nunca dar nada por sentado.

Asumimos muchas veces creencias que ni siquiera nos planteamos.

Feliz día.

Sé un Smokey

Francisco Lorenzo.

Autores de plus40

Pedro Andreu y Francisco Lorenzo

Tus comentarios: