Plus 40
Conecta

La parte más importante de tu atractivo… Tu sonrisa

Sabes bien que desde Plus40.Plus proponemos un cuidado integral de tu físico y tu mente y que abogamos que una buena imagen interior, tiene que ir acompañada de una buena imagen exterior.

Para ello, hemos tratado de todo lo que se precisa para gustar y sobre todo gustarte.

Pero según indican las encuestas en un país tan relevante como es U.S.A., las mujeres se encuentran más concienciadas de cuidar su salud bucal y la imagen de su sonrisa, que los hombres.

Teniendo en cuenta que con el paso de los años, la dentadura y las encías sufren el lógico desgaste, es muy habitual que muchos hombres de más 40 años, abran la boca y generen una gran barrera a la mujer que tienen delante.

Está demostrado en dichas encuestas que, tanto hombres como mujeres, valoran la sonrisa como la parte más atractiva, por delante de los ojos, del cabello y del cuerpo.

Además, y esta es una aportación mía, ya que soy muy escrupuloso; el estado de la boca de alguien, puede estar demostrando cómo es en realidad.

Una boca descuidada y maloliente, puede que sea una desastrosa carta de presentación de esa persona.

Como muestran los números, sólo el 66% de los hombres norteamericanos, se cepillan los dientes dos veces al día, mientras que el 86% de las mujeres, sí lo hacen.

A continuación, me gustaría aportarte qué deberías tener en cuenta para mantener una sonrisa atractiva a pesar de la edad y convertir este aspecto en algo atractivo y congruente a lo que debe ser un hombre de más 40 años, sano, cuidado y con buena energía:

1. Chequeo regular. Acude al dentista, al menos, una vez al año, para poder controlar la caries y la acumulación de sarro.

2. Cepillarse tres veces al día. Cepíllate los dientes tres veces al día, después de cada comida. Imprescindible: antes de acostarte y tras levantarte por la mañana.

3. Cepíllate con cabeza. El cepillado correcto consiste en realizar movimientos cortos, suaves y elípticos, sin olvidar la línea de las encías, los dientes posteriores (de difícil acceso) y las zonas que rodean las coronas de los dientes.

4. No compartas tu cepillo dental. El intercambio de fluidos corporales que esto promovería, aumenta el riesgo de contraer infecciones para quienes los compartan. Esta es una consideración particularmente importante para las personas con sistemas inmunes comprometidos o con enfermedades infecciosas.

5. Reemplaza tu cepillo a menudo. Los expertos recomiendan renovar el cepillo dental cada tres meses para evitar las enfermedades periodontales.

6. No olvides el hilo dental. Utiliza a diario hilo dental; el mejor momento para usarlo es por la noche, ya que la ausencia de salivación mientras se duerme favorece la acción de la placa bacteriana.

7. Enjuágate. Los colutorios o enjuagues bucales constituyen una ayuda importante a la hora de mantener sana tu boca y evitar patologías e infecciones. Recuerda que estos no sustituyen al cepillado adecuado de tus dientes.

8. Los chicles te ayudan. Si comes fuera de casa y no puedes lavar tus dientes, recurre a los chicles sin azúcar particularmente los que utilizan xilitol como agente edulcorante (tiene cierta acción bactericida). El estimular la secreción salival deja a tus dientes en contacto con el mejor agente anti caries que existe: tu propia saliva.

9. No abuses de los blanqueadores. Aunque resultan eficaces para dar luminosidad a las piezas dentales, cuando se utilizan de forma excesiva y continuada pueden llegar a dañar el esmalte.

En posteriores artículos, describiré qué se puede hacer para reconstruir una sonrisa a la que le faltan piezas dentales, que posee un mal color y que puede ofrecer una mala imagen en general por desgaste del paso del tiempo y malos hábitos del pasado.

Pedro Andreu.

Autores de plus40

Pedro Andreu y Francisco Lorenzo

Tus comentarios: