Plus 40
Conecta

Los cuatro jinetes del apocalipsis

A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante. Oscar Wilde 

Esta cita de Oscar Wilde me recuerda el inicio del programa de mejora física que inicié con Pedro hace ya casi cinco años.

La motivación inicial, todo hay que decirlo, fue pura apariencia física y el deseo de agradar a los demás (cada uno definirá quiénes son esos demás…).

El impulso inicial que recibí con esta motivación hizo que pudiera mantenerme (también es verdad que andaba por los 120 kilos de pura «grasa») y decididamente continué dando los pasos necesarios.

Más adelante fue cuando aparecieron los cuatro jinetes (dramatizados al principio con la nota de apocalípticos), a saber: salud, riqueza, relaciones y felicidad.

Sin embargo esta vez no anuncian destrucción, sino construcción.

Entendiendo que el aspecto esencial para poder mantener una vida que merezca la pena vivirla es el físico; una vez conseguido o emprendido el camino adecuado entran en escena estos aspectos esenciales de cualquier vida.

Con un cambio físico, una alimentación adecuada y una motivación suficiente obtienes la energía necesaria para abordar estos aspectos de la existencia.

  • Energía para afrontar cualquier reto que se ponga por delante.
  • Energía que poco a poco va pasando de física a integral.
  • Energía para esos momentos en los que piensas en tirar la toalla, en que estás hasta las narices de todo, en que te están tocando «las pelotas» a cualquier parte que vayas.
  • Energía para que ese día en que no quieres ni moverte des un paso adelante, salgas y afrontes con entereza el reto que tengas por delante.
  • Energía para poder reconocerte.
  • Energía para afrontar críticas, rechazos y comentarios (algunas veces soeces) ante el deseo de mejora.
  • Energía para entender que nunca es demasiado tarde para vivir una vida plena.

Estos cuatro jinetes son los que entraron en escena al poco de mantenerme en el programa de mejora física.

  • Ya no era solo ir al gimnasio y hacer dieta, era entrenarme y nutrirme para la salud.
  • Ya no era un viaje alocado y sin control financiero. Era la base para gestionar con entereza todos los asuntos financieros y pensar con claridad.
  • Ya no era obviar los problemas en mi relación de pareja, era afrontarlos y tomar una decisión.
  • Ya no era quedar inmerso en el océano de la inconsciencia y el estrés… era una pequeña ventanita abierta a experimentar mi propia felicidad.

Te animo a experimentar, a ser tu mismo y a entender que nunca es demasiado tarde.

El primer paso es la energía, luego la acompaña la actitud.

Francisco Lorenzo.

PD. Ahora ya puedo montar los cuatro caballos. Antes ni siquiera podía montarlos. Otro asunto diferente es domarlos… que se consigue con esa energía diaria.

Autores de plus40

Pedro Andreu y Francisco Lorenzo

Tus comentarios: