Plus 40
Conecta

Mentiras que engordan y verdades que adelgazan

 

Uno de los grandes hándicaps que tengo al inicio del trabajo con mis nuevos clientes, es el de desmontarle toda clase de mitos y leyendas, especialmente respecto a la alimentación y a la actividad física.

De ahí se explica, que dentro del método que te propongo desde Plus40.plus, le denomino “anti-dieta y anti-entrenamiento”.

Una vez más, observo como clientes y clientes, se dan de bruces ante una realidad negativa para ellos y no son capaces por sí mismos, de cambiarlas solamente porque la sociedad les ha enseñado una serie de parámetros interesados.

Uno de estos parámetros es el del colesterol.

En su momento la sociedad americana estuvo interesada en “vender” el concepto de que las grasas saturadas eran las causantes del alto índice de  ataques cardíacos que sus habitantes sufrían.

Rápidamente la maquinaria se puso a trabajar en demostrar este hecho de forma científica y ahí quedó a nivel universal: EL COLESTEROL QUE SE INGIERE POR LOS ALIMENTOS ES EL CAUSANTE DE LOS PROBLEMAS CARDÍACOS DE LA POBLACIÓN MUNDIAL.

Obviamente, ninguna de esas versiones, supuestamente científicas, hablaban del tabaquismo como una de las grandes causas de dichas enfermedades cardíacas.

Los estudios que se realizaron obviaron datos como que Francia, uno de los países con más alto consumo de grasas saturadas, sobre todo a través de la mantequilla, era el país occidental con menos enfermedades coronarias.

Así pues, elementos como la yema de huevo se trasladó a la categoría de “veneno” poco más o menos.

Todas las personas que hemos trabajado la fuerza, sabemos que el rendimiento muscular, sexual y en general, el vital, viene precedido por una ingesta adecuada de proteínas y grasas animales.

Nada de extrañar, si atendemos a un “pequeño” detalle: La Naturaleza nos creó para ser CAZADORES y no me imagino a ese “hombre natural” separando las claras de las yemas, para mantener a salvo su salud.

¡Simplemente, ridículo!

Pero amigo, ahí seguimos anclados. Mira la cara que pondrás cuando te diga de comerte, después de un buen día de trabajo, un ágape formado por 4 a 6 huevos completos, es decir, con su yema correspondiente.

Seguro que eres capaz de hacerme prender en la plaza del pueblo como si de una bruja se tratara, en la época de la Santa Inquisición.

Claro está, nadie te habla del maldito gluten modificado genéticamente que contienen todas las harinas que tomas con la “paz espiritual” de estar tomando los alimentos saludables que la sociedad te propone.

Si me das la oportunidad desde Plus40.plus, te ayudaré a desmontar esas mentiras que te engordan y a ofrecerte las verdades que te adelgazarán.

¡No te dé miedo afrontar nuevas verdades!

Pedro Andreu.

Autores de plus40

Pedro Andreu y Francisco Lorenzo

Tus comentarios:

1 comentario
Add Your Reply