Plus 40
Conecta

Simplifica tu vida, simplificando tu armario

Una vez más, tengo que remitirme al comienzo de mi trabajo con cualquiera de mis clientes, especialmente con todos aquellos hombres que superan los 40 años y que tienen que afrontar su vida, desde un punto de vista que no habían tenido en su historia, tanto por la edad, como por su situación familiar en la actualidad, la cual tiene muchas posibilidades de que haya cambiado en los últimos tiempos.

Ya he comentado anteriormente, que mi labor de apoyo integral, me ha llevado a realizar sesiones de trabajo en supermercados, “entrenando” a mi cliente en cómo hacer la compra, dado que esa persona no había tenido que afrontar esa tarea, hasta ese preciso momento.

Efectivamente, la vida cambia y tenemos que cambiar nosotros con ella, para realmente sentirnos en ese estado de evolución continuo.

Una de las áreas donde un hombre de más 40 años tiene que asumir la responsabilidad, es en la organización de su día a día.

En este sentido, organizar la ropa que se usa y que ofrece al mundo, una parte de nuestra imagen, cobra importancia.

Para la mayoría de nosotros, el armario se ha convertido en un lugar donde concurren recuerdos y anclas a un pasado que ya no nos pertenece.

Ello genera bloqueos y realmente frena nuestros cambios y evoluciones.

Te propongo, que tengamos en cuenta el “Proyecto 333”, el cual se basa en utilizar un total de 33 prendas, como máximo, durante 3 meses.

¿Por qué 33 prendas?

Pues porque está estudiado, que una persona en nuestra sociedad, sólo acaba usando el 20% de dichas prendas y con esa cantidad de 33, puedes utilizarlas sin dar la sensación de estar siempre usando la misma ropa.

¿Y qué ventajas voy a obtener de reducir a 33 prendas en mi armario?

  • Ganar tiempo por las mañanas a la hora decidir tu vestimenta.
  • Reducir el “estrés” que genera la indecisión de la elección.
  • Facilitar la realización de una maleta para viajar.
  • Aumentar el nivel de felicidad por elegir rápida y eficazmente, la ropa que vas a utilizar.

¿Y cómo funciona el método?

Escoge 33 prendas cuidadosamente elegidas entre todo lo que tengas.

Entre esas 33 prendas no se incluye la ropa interior, la ropa de andar por casa y la ropa de deporte.

Guardar la ropa de la temporada anterior (invierno o verano, según sea el caso) en una caja cerrada y apartada del armario.

No comprar ropa durante los 3 meses, salvo que sea para sustituir una de las 33 prendas escogidas.

Elegir prendas que puedan ser combinables entre ellas y que posean colores adecuados para ti.

¿Y cómo sé cuáles son los colores más adecuados para mí?

Recuerda cuando alguien te comentó que una prenda te quedaba bien y qué color tenía esta.

Selecciona los colores que te motivan y que te generan buenas sensaciones.

Utiliza los colores y el tipo de ropa según marque tu morfología.

(Nota: En breve se publicará desde Plus40.Plus, un artículo que te ayude a identificarte según tu complexión física y color de piel)

¿Cómo comienzo a simplificar el armario?

Vaciar el armario completamente y distribúyelo sobre la cama.

Genera 3 montones de ropa:

  • Ropa que SÍ me gusta
  • Ropa que NO me gusta
  • Ropa que NO SÉ si me gusta

Para poder clasificar y generar los 3 montones de ropa, hazte las siguientes preguntas con cada una de las prendas:

¿Me siento bien utilizándola?

¿La he utilizado en los 6 últimos meses?

¿La volveré a utilizar en los 6 próximos meses?

 

Si la respuesta a las tres preguntas es SÍ, la prenda se dirige al grupo de “sí me gusta”.

Si la respuesta a la 1ª pregunta es NO, la prenda se dirige al grupo de “no me gusta”.

Si la respuesta a la 2ª y 3ª respuesta es NO, la prenda se dirige al grupo de “no me gusta”.

Si la respuesta a la 1ª pregunta ha sido SÍ y la respuesta a la 2ª y 3ª ha sido NO, entonces la prenda se dirige al grupo de “no sé si me gusta”.

¿Y qué ocurre si descubro que tengo un gran apego a las prendas, más allá de utilizarlas?

Pues desde Plus40.Plus, te recomendamos la lectura del libro de Elaine ST. James, “SIMPLIFICA TU VIDA”.

En dicho libro se propone guardar todas las prendas que, a pesar de estar en el montón de “no sé si me gusta” o incluso en el de “no me gusta”, en cajas cerradas donde pongas la fecha donde la rellenaste. Si al cabo de un 1 año no la has abierto, simplemente, deshazte de ellas.

¿Qué hago con las prendas que no use?

Donarlas a familiares, amigos, desconocidos que puedan necesitarlas e incluso, alguna ONG.

Si son prendas de valor, puedes plantearte el intercambiarlas o venderlas en los mercados de segunda mano por internet.

Observaciones importantes: En ese número de 33 unidades se deben incluir los siguientes artículos:

  • Camisas
  • Polos
  • Camisetas
  • Pantalones de vestir
  • Americanas
  • Jeans
  • Zapatos
  • Zapatillas de deporte

Como entrenador integral, te recomiendo la puesta en práctica de las consignas de este artículo y para que puedas obtener más detalles sobre el “Proyecto 333”, te paso el siguiente link: http://proyecto333.org

Pedro Andreu

Autores de plus40

Pedro Andreu y Francisco Lorenzo

Tus comentarios: