Plus 40
Conecta

Verdades incómodas de las que nadie habla y resulta difícil admitir

Un resumen personal sobre lo que he comprendido que debo hacer en estos momentos pero que cada día resulta sorprendentemente difícil aplicar. Somos criaturas de hábitos, sometidos a nuestros superiores inmediatos:

Dopamina, endorfinas, oxitocina y serotonina.

Habitualmente relacionamos este tipo de información/reflexión con autoayuda y otros rangos del espectro humanoide, sin embargo son verdades aplastantes, incómodas:

  1. Vas a morir y no sabes cuándo. Admite tu mortalidad y empieza a organizar tu vida de forma que tenga sentido.
  2. Van a morir todos tus seres queridos y no sabes cuándo. La verdad que puede resultar triste, sin embargo te concede la oportunidad de ajustar dificultades del pasado y restablecer relaciones más significativas.
  3. Tu riqueza material no te hará una persona mejor o más feliz. El dinero lo que hace es amplificar lo que ya estaba presente.
  4. Tu obsesión por encontrar la felicidad es lo que previene su obtención. La felicidad siempre se encuentra presente en tu vida. Se trata de conectar con ella y permitir que fluya a diario incluso en nuestros momentos difíciles.
  5. No puedes contentar a todo el mundo ni hacer feliz a todo el mundo, y si lo intentas te pierdes a ti mismo. Deja de complacer y empieza a respetar tus valores, principios y tu anatomía.
  6. No puedes ser perfecto y mantener perspectivas poco realistas contigo mismo genera sufrimiento. Muchos perfeccionistas mantienen críticos internos, así como enemigos internos, que los desgarran por dentro.
  7. Tus actos hablan más que tus palabras, así que debes ser capaz de rendir cuentas, de ser responsable. Actúa con responsabilidad para incrementar el bienestar en tu vida.
  8. Tus éxitos, tus logros, no importan en el lecho de muerte. Cuando llega el momento tu enfoque se centra en las relaciones que hayas mantenido (o no).
  9. Tu talento no significa nada sin práctica y esfuerzo constante. Actúa.
  10. Este momento es el único que importa, deja de malgastarlo viviendo en el pasado. Ni puedes controlar el pasado ni predecir el futuro. Y si tratas de hacerlo consigues perder el control del presente.
  11. A nadie le importan las dificultades de tu vida. Eres el autor de tu propia historia. Deja de buscar simpatía en los demás y empieza a crear la historia de tu vida que te gustaría leer.
  12. Tus pablaras son más importantes que tus pensamientos, empieza a inspirar a la gente. Tus palabras pueden herir, oprimir, culpar… pero también tienen el poder de liberar e inspirar. Empieza a usarlas sabiamente.
  13. Invertir en ti mismo no es egoísta. Es lo más valioso que puedes hacer. Recuerda: para ayudar a quien se sienta a tu lado tienes que ponerte primero la mascarilla.
  14. No es lo que sucede lo que importa, es cómo reaccionas a lo que sucede. Entrénate para responder/reaccionar de forma que te lleve a mejores resultados.
  15. El placer es temporal y fugaz. Deja de embelesarte con los fuegos artificiales y construye una constelación. Deja de experimentar un subidón de ego momentáneo y experimenta una satisfacción más auténtica.
  16. Tu ambición no significa nada sin la acción pertinente. Es el momento de trabajar. Si quieres cambiar el mundo, pues adelante, sal ahí fuera y hazlo.

El tiempo es tu valor más preciado. Prioriza en tu vida la forma de gastarlo.

Y de nuevo recuerda la cita de Jim Rohn:

Las cosas son igual de fáciles de hacer que de no hacer.

Francisco Lorenzo.

Autores de plus40

Pedro Andreu y Francisco Lorenzo

Tus comentarios: